Nivel Secundario

AIC

ACUERDOS INSTITUCIONALES DE CONVIVENCIA

El Equipo Directivo del Nivel Secundario del Colegio Modelo Lomas considera que la convivencia se basa en el respeto por el otro, la tolerancia, la comprensión de los derechos y responsabilidades propias y de los demás. Nuestra escuela secundaria promueve la formación de sujetos de derecho, pensantes, críticos, responsables, respetuosos y promotores del bien común. Las adolescencias actuales y el ejercicio del rol adulto implican necesariamente un clima escolar de asimetría, de enseñanzas y aprendizajes, escucha, comprensión, respeto y cumplimiento de las normas, la construcción conjunta de un espacio democrático tendiente a acortar las brechas entre lo declarativo y el propio accionar de cada actor institucional.

Por ello, se vuelve nodal apostar y promover un clima escolar que se encuadre en los siguientes Acuerdos de Convivencia. La meta es que los distintos actores institucionales no evadan los conflictos inherentes al hecho educativo sino que los aborden, los analicen, los resuelvan de forma autónoma, comprometida y reflexiva favoreciendo la participación, el diálogo y la toma de decisiones criteriosas, pertinentes y situadas. Por ende, las actitudes que tiendan a perturbar la cotidianeidad institucional así como el clima de trabajo serán abordados y evaluados a partir de los presentes acuerdos.

FUNDAMENTO
Objetivos y fundamentos básicos de los Acuerdos Institucionales de Convivencia.

Los Acuerdos Institucionales de Convivencia implican el cumplimiento e impactan en cada uno de los actores institucionales de nuestro colegio y promueven la formación de sujetos autónomos, reflexivos, críticos y con firme posicionamiento ético. Por ello, se constituye como objetivo institucional:

Establecer un marco normativo que regule la convivencia respetuosa, cordial, tolerante, ordenada y responsable de los distintos actores de nuestra comunidad contribuyendo a la formación del ciudadano promoviendo el ejercicio de la libertad, compromiso, diálogo, apertura, colaboración, ubicuidad, solidaridad y reflexión.

La Ley de Educación Nacional Nº 26.206/06 y Ley de Educación Provincial Nº 13.688/07 estipulan que la Educación Secundaria se constituye en una unidad académica de 6 (seis) años de duración y de carácter obligatorio. Por ello, resulta importante repensar los acuerdos que enmarcan la vida escolar a partir de la inclusión, de la escucha de todas las voces y de la participación activa y responsable de cada actor institucional que forma parte de la comunidad educativa.

Valoramos la escucha y la palabra como constructoras de cambio, creemos que el espacio del aula debe facilitar las relaciones vinculares propicias para un aprendizaje significativo dentro de una relación asimétrica entre docente adulto y el adolescente basada en el respeto, el conocimiento y el diálogo. Nuestra tarea desde la escuela es afianzar los valores del respeto, la honestidad, la responsabilidad, la solidaridad y el uso de la libertad responsable. La familia, conforme a habernos elegido para la educación formal de sus hijos / as, participa acompañando nuestra labor cotidiana en el marco de los valores e ideales compartidos. En este punto, escuela y familia apostamos a la “formación integral” de los estudiantes, trabajando de forma conjunta y dialógica.

PROCESO DE ELABORACIÓN
El proceso de elaboración y revisión permanente de los AIC se fue desarrollando de forma gradual, participativa, analítica y reflexiva. Se promovieron distintas instancias de encuentro y debate con el fin de revisar, ajustar y adecuar los AIC que rigen la cotidianeidad escolar al nuevo escenario del nivel secundario. En algunas de las instancias a las que hacemos alusión son:
• Reuniones con docentes y abordaje de la problemática.
• Capacitaciones docentes inherentes a las nuevas adolescencias, la nueva secundaria, la autoridad pedagógica, entre otros.
• Socialización de los AIC, material de consulta y circulares con el fin de que los actores institucionales expresen sus sugerencias y consideraciones de forma fundamentada, incluyendo la ratificación y rectificación de los AIC 2011.
• Abordaje áulico: cada curso con la guía de un adulto referente analiza los AIC vigentes y explicitaron posibles sugerencias.
• Elección anual de delegados y explicitación de las implicancias del rol.
• Desarrollo sistemático del CIC durante todo el año 2011, incluyendo a los alumnos de todo el secundario representados por sus respectivos “delegados” elegidos de forma democrática por cada curso.
• Entrevistas, reuniones y encuestas a las distintas familias, con el fin de abordar la presente temática.
• Talleres con las familias sobre temáticas vinculadas al ejercicio de la adultez, la puesta de límites, la vincularidad adultos – adolescentes.
• Socialización permanente de los acuerdos “procesuales” durante el período de consulta.

Cabe destacar que la progresión de sanciones puede llegar a ser objeto de consulta del CIC. Siempre se propiciará un clima dialógico pero se procederá en función de la falta, y según la naturaleza de la sanción el estudiante no podrá participar de las actividades extraprogramáticas, oficiales y otros eventos de corte institucional.

Cuerpo del Documento
Sección 1: Consensos y Compromisos
Sección 2: Consideración de las Faltas
Sección 3: Consejo Institucional de Convivencia (CIC)
Sección 4: Planificación de Ajustes

Las 4 Secciones del Cuerpo del Documento se encuentran en detalle en la primera sección del Cuaderno de Comunicaciones.